13 dic. 2014

LOGRÓ LIBRAR AL SANTÍSIMO DE SU PROFANACIÓN POR ESTADO ISLÁMICO. Tras arriesgar su vida por salvar la Eucaristía, joven seminarista pide apoyo para “no tener que irnos de Irak"

Sábado 13 de diciembre de 2014.



RESUMEN VenL. La noche del pasado 6 de agosto, Martín Baani, joven iraquí de 24 años arriesgó su vida al ir a la iglesia de su pueblo Karamlesh para rescatar la Eucaristía y evitar que fuera profanada por el Estado Islámico. Ahora se encuentra refugiado en Erbil (Irak) y solicita ayuda para el Seminario de San Pedro. "No queremos que desaparezca nuestra historia de más de dos mil años. Queremos quedarnos aquí, no irnos a otros países. Esto es lo que necesitamos y por lo que rezamos. También rezamos por vosotros. Para que se pueda hacer realidad nuestro sueño de permanecer aquí. Necesitamos vuestra ayuda", expresa el joven seminarista en un mensaje, que forma parte de la campaña 'Yo también soy cristiano de Irak' de Ayuda a la Iglesia Necesitada, para financiar proyectos por un total de 1,5 millones de euros en este país y así sostener a los miles de refugiados.

Noticia en HazteOír.
          __________

No hay comentarios:

Publicar un comentario