7 ago. 2013

AL MENOS 6 PERSONAS MUERTAS Y DECENAS DE HERIDOS. El arzobispo de Rosario pidió llevar consuelo a los afectados por la explosión

Miércoles 7 de agosto de 2013.



RESUMEN VenL. Monseñor José Luis Mollaghan, pidió "solidaridad y contención de todos" para con las víctimas y familiares de la explosión ocurrida en el centro de la ciudad, que produjo la muerte de al menos doce personas, gran cantidad de heridos y algunos desaparecidos. En declaraciones formuladas a un canal rosarino, el prelado comparó lo sucedido con la explosión en la embajada de Israel en Buenos Aires en 1992, cuando era párroco de Mater Admirabilis. Asimismo, pidió solidaridad y acompañamiento para las víctimas y sus familiares. "Hay familias que han perdido a sus seres queridos y necesitan de nuestro consuelo en su duelo", añadió. Las parroquias cercanas y los sacerdotes estuvieron colaborando con la gente y se acercaron para contener a las familias de los heridos y fallecidos. Monseñor Mollaghan no descartó que desde las iglesias se realicen campañas para ayudar a los vecinos a reponer parte de los bienes materiales perdidos.

          __________

No hay comentarios:

Publicar un comentario