2 ene. 2013

SOBRE LA PRESENCIA DE BENEDICTO XVI EN MULTITUDINARIA VIGILIA DE JÓVENES. Entrevista al Padre Roberto Visier ST



En el programa de VenL emitido el miércoles 2 de enero de 2013, entrevistamos al Padre Roberto Visier ST, capellán universitario en Roma, con motivo la participación de Benedicto XVI en vigilia con 40.000 jóvenes católicos, ortoxos y protestantes.



RESUMEN DE LA ENTREVISTA

Repercusiones del encuentro ecuménico

Yo estuve en el encuentro con el Papa y era verdaderamente impresionante ver la Plaza de San Pedro casi totalmente llena… La mayoría de ellos eran jóvenes; había también familias de mediana edad, familias jóvenes con niños pequeños y el ambiente era muy especial, porque era de mucho recogimiento, de oración, porque la espiritualidad del Taizé tiene eso: como es una espiritualidad monacal es bastante recogida, además de los cantos de Taizé, que conocemos bien en la Iglesia Católica. Fue un encuentro muy interesante, con palabras del que dirige ahora el monasterio del movimiento de Taizé en Francia que nos habló en inglés, aunque él es francés, y después las palabras del Papa. Momentos de silencio, oraciones en distintos idiomas, especialmente en inglés, pero también en polaco, en alemán, en francés… El ambiente era muy hermoso. Al final con velas encendidas, en medio de la noche de Roma, en la Plaza de San Pedro, también a los ojos ofrecía un espectáculo maravilloso.

Acogida de jóvenes en la capellanía universitaria de Tor Vergata

Nosotros acogimos un grupo de jóvenes, unos 50, a pesar de que el espacio es bastante reducido, el que tenemos en dos aulas de estudio. Allí estuvieron durmiendo en sacos de dormir, un grupo de jóvenes que procedían de Alemania, Francia, Polonia, de Irlanda también. Nos entendíamos en inglés… De este encuentro, cuando compartes con jóvenes que vienen de toda Europa, la fe y convives con ellos, se capta que los jóvenes están sedientos de Dios, que tienen un hábito de oración, pero a la vez, como es un encuentro ecuménico, naturalmente se tienen que palpar las divisiones que todavía sufrimos, porque había católicos, especialmente los que venían de Polonia; y los que venían de Alemania había algunos que eran católicos, otros eran luteranos… Ellos conviven, comparten la oración, con la Biblia, con los salmos, con los cantos, pero luego la liturgia es separada. Los católicos asistían a las misas, mientras que los protestantes hacían sus propias reuniones, también en sus encuentros se dividían en grupos; intentaban compartir entre distintas confesiones las reflexiones y luego participaban en distintos encuentros en la ciudad de Roma, sobre todo en el Circo Máximo…, y en otras iglesias donde han tenido encuentros de oración. Para nosotros ha sido un don recibirlos. Es un modo de colaborar con el ecumenismo de la Iglesia, con ese diálogo que tiende hacia la unión, y a la vez ha sido difícil, porque estaban un poquito apretados en estos 4, 5 días que han compartido con nosotros, pero sin duda una experiencia enriquecedora.

El encuentro con el Papa

Quiero destacar que, al menos, este movimiento ecuménico nos ayudó a comprender cómo estamos unidos en la oración y que desgraciadamente, incluso en ambientes católicos, muchas veces nos falta esa capacidad de recogimiento, ese hacer un silencio para escuchar a Dios que habla en lo profundo del corazón, y en este sentido Taizé ha sido como una bocanada de aire fresco en lo que se refiere a la práctica de la oración. Luego naturalmente en lo que se refiere a la liturgia hay todas esas cosas que nos dividen. Y en la Plaza de San Pedro lo que se hizo fue compartir la Palabra de Dios, oraciones en distintos idiomas. El Papa también empezó en italiano, pero también habló en alemán, en francés y en polaco… El Papa se ve bastante cansado…, pero estuvo allí fuera. Hacía bastante frío…, y él estuvo en la celebración que duró aproximadamente una hora fuera, con aquellos jóvenes, dando ese testimonio de diálogo con todos los que quieren acercarse a la Iglesia Católica… El hermano de Taizé dijo que se sentían muy cercanos al Papa, a pesar de que no estuvieran en la comunión plena con la Iglesia Católica.

          __________

No hay comentarios:

Publicar un comentario